--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Peperomia fraseri

Sinonimia: Peperomia resedaeflora

Nombre común: Peperomia

Esta exótica Peperomia forma una pequeña mata compacta de unos 50 cm de altura, lustrosas hojas siempre verdes y singular floración.

El género cuenta con un nutrido conjunto de especies, y forma parte de la familia de las Piperaceae.

Casi todos los componentes del grupo proceden de regiones tropicales de América Central y Sudamérica, en el caso de esta especie es oriunda de Ecuador.

Algunas especies de las que atestan este género son inmejorables para instalar en terrarios o en jardines de botella dado su reducido tamaño.

Las hojas son anchamente elípticas, carnosas, suavemente brillantes y de color verde oscuro en el haz y el envés más pálido. Los cortos peciolos son rojo púrpura igual que los tallos.

A lo largo de la primavera es cuando aparecen las espigas de flores, éstas desprenden un suave aroma y asoman al final de los rojizos tallos gruesos y carnosos, carentes de pilosidad.

Le gusta los ambientes húmedos y contar con un suelo moderadamente húmedo todo el tiempo, pero sin que llegue a estar saturado.

De la floración de esta Peperomia puede decirse que guarda casi la misma apariencia del resto del grupo. No destaca precisamente por su atractivo, pero en cambio sí es bastante peculiar.

Además, florece sin inconvenientes, por eso no es extraño que florezca en interiores a poco que las condiciones sean las adecuadas.

Se trata de unas espigas en forma de conos compactos, de color verdoso que al abrirse dejan ver las cortas ramificaciones en espiral que portan las diminutas flores blancas.

El exceso de agua, en especial durante los meses más fríos, provoca la caída de las hojas y la pudrición de las raíces. No obstante, la araña roja aparece si la atmósfera es muy seca.

Una pequeña dosis de fertilizante líquido ayudará a su crecimiento. Hay que incorporarlo al agua de riego y emplearlo sólo quincenalmente en las estaciones cálidas, el resto del tiempo dejar que la planta descanse y evitar el abonado.

Hay que buscarle una ubicación muy luminosa, en el exterior puede recibir una tenue cantidad de sol si el entorno es fresco, en interior la mejor disposición se encuentra cerca de una ventana o en una galería.

Se coloque donde se coloque, conviene evitar que durante el invierno el frío no le alcance, ya que su resistencia a las bajas temperaturas es nula.

La propagación no representa ningún inconveniente y son varios los métodos que se pueden emplear.

Por un lado está el más sencillo que consiste en dividir la planta en varios fragmentos, o bien, utilizar esquejes o a través de hojas con un trozo de peciolo.







1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin