--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Caladium lindenii

Sinonimia: Caladium lindenii 'Magnificum' - Xanthosoma lindenii

Nombre común: Caladio - Ala de ángel

Aunque los Caladios son célebres por sus coloridos follajes, en esta especie el atractivo se centra en sus grandes hojas en forma de punta de flecha (sagitadas), verde oscuras y elegantemente veteadas de color blanco cremoso.

Es una planta de condición perenne, raíces tuberosas y cuyas hojas nacen directamente del tubérculo, pudiendo alcanzar los 70 cm de altura.

El género forma parte de la extensa familia de las Araceae. Es oriunda de zonas húmedas de Colombia.

No es un secreto que el cultivo de esta planta no es demasiado fácil cuando se emprende en un jardín convencional.

Pero la cosa cambia si se trata de una zona ajardinada sombreada, con una humedad elevada y constante, además, que goce temperaturas cálidas durante todo el año.

Una galería libre de sol con un ambiente acostumbrado de humedad, puede ser el lugar idóneo para este Caladio.

Para crear un entorno de alta humedad lo mejor es reunir un buen número de plantas para que formen un microclima, o vaporizar agua con regularidad mediante cualquier medio oportuno.

Necesita de buena luz, pero nunca sol de forma directa, su delicado follaje se resiente con facilidad si los rayos solares le alcanzan.

Una señal inequívoca de que no se le proporciona la humedad ambiental adecuada, es que presenta hojas mustias o resecas, bien sea porque no se riega lo suficiente o la humedad que requiere es escasa.

Una corriente de aire frío puede producir este mismo efecto. Por ello es muy importante mantener esta planta lejos de las corrientes de aire y de los cambios bruscos de temperatura.

Los pulgones suelen atacar los brotes jóvenes; en ese caso hay que rociar la planta con un insecticida específico. Otro procedimiento consiste en regarla con un insecticida sistémico, en primavera.

Se cultiva por sus ornamentales hojas no por su floración, ya que resulta inusual que las produzca fuera de su entorno natural o de un invernadero.

Éstas, de escaso valor ornamental, se componen de un espádice verdoso que envuelve la inflorescencia, afín a todas las aráceas.

Es bastante normal que cuando la planta entre en su periodo de reposo se desprenda de todo o de gran parte de su follaje, acabada esa situación, los nuevos brotes evidenciarán el comienzo de la fase activa.

Se reproduce dividiendo la mata cuando las temperaturas son cálidas y estables. Los tubérculos producen retoños que se pueden sacar con cuidado y plantar de manera separada.

Hay que usar un buen sustrato mezclado con un poco de arena para que el drenaje sea perfecto.


Caladium bicolor



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin