--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Tagetes patula

Nombre común: Cempoal - Clavel de moro - Clavel de las Indias - Clavel chino - Tagete - Clavel de China, Clavel turco - Clavelón

Es una de las plantas más fáciles de cultivar y seguramente de las más resistentes ante exposiciones muy soleadas, de hecho necesita el sol directo para florecer con profusión.

El género procede de México y están repartidas por todo América. Pertenecen a la gran familia formada por las Asteraceae.

Las Tagete se utilizan como plantas de temporada y resultan buenas como relleno; pueden ser la clave para abarrotar de color un jardín soleado sin incomodarle el tipo de suelo de que se trate.

Para el cultivo en jardineras son apropiadas todos los híbridos de Tagetes patula y Tagetes erecta, cuya reducida altura puede variar entre 20 y 25 cm

La larga floración de estas plantas es realmente valorada en jardinería, gracias a que rebrotan y florecen durante meses, desde mediados de la primavera hasta prácticamente la llegada del frío.

En una jardinera es inmejorable para combinar conjuntamente con otras plantas ávidas de sol como la Verbena o la Petunia. Las flores exhalan un aroma muy particular que no agrada a todo el mundo.

Las flores son simples o dobles, en una amplia gama de colores, que pasan del amarillo luminoso a un naranja intenso o el rojo burdeos, pasando por las bicolor o de manchas marrones.

En el caso de estas plantas el follaje pasa totalmente inadvertido a causa de la llamativa floración que es la gran protagonista.

Las hojas de color verde oscuro están finamente divididas en segmentos, con los márgenes enteros o aserrados.

Sus puntos débiles son los terrenos mojados y la falta de sol. Es importante retirar todo el material seco que presente, flores y tallos para asegurar la continuidad de la floración.

No es una planta para situaciones de sombra, en esta condición es seguro que florecerá de manera escasa y las flores que elabore tendrán un color desvaído. Sin embargo, se acomoda bien a los jardines o terrazas cercanas al mar.

Necesita de riegos frecuentes, especialmente cuando hace mucho calor, procurando humedecer el terreno de manera ligera y homogénea, evitar mojar las flores.

Si el sustrato es nuevo no necesitará de abonados durante algún tiempo, luego, se abona cada dos semanas con un producto específico para favorecer la floración.

La dosis de fertilizante conviene que sea algo menor de lo que indique la etiqueta del producto.

Lo mejor son los abonados de larga duración. Los ejemplares recién comprados o trasplantados no lo necesitan hasta pasado al menos un mes.

Aún siendo plantas de naturaleza claramente rústicas pueden verse afectadas por algunas plagas frecuentes del jardín:
la mosca blanca, araña roja o las orugas.

Cuenta con la ventaja que pueden ser trasplantadas incluso durante la floración. Se multiplica mediante semillas que se plantan al inicio de la primavera.

Las semillas germinan al cabo de unos siete días y conservan la capacidad para germinar durante tres o cuatro años.




No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin