--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Protea cynaroides

Sinonimia: Leucadendron cynaroides

Nombre común: Protea rey - King Protea - Protea gigante

Es un gran arbusto de porte ramificado, erguido y rígido, con unas imponentes flores de hermosa apariencia.

Su atractivo estilo le hará ser la reina del jardín, aunque no tiene fama de aclimatarse con facilidad.

Las Proteas  son un tipo de plantas de alto valor ornamental de gran éxito en el mercado.

Son originarias de la zona del Cabo, en el sur de Sudáfrica, cuya población admira tanto a estas plantas que representan a su flor nacional.

Algunas variedades existen también en América del Sur y Australia, aunque las más valoradas son las que proceden de Sudáfrica.

En su lugar de procedencia crecen de manera espontánea, formando masas de flores de una amplia variedad de formas y colores.

Prosperan en suelos ácidos, relativamente pobres en nutrientes y con buen drenaje. Es tal su resistencia que son capaces de florecer tras sufrir un incendio.

No soportan los suelos mojados, de donde proceden las lluvias son escasas y toman la humedad a través de sus hojas.

El exceso de agua pudre rápidamente las raíces, tampoco hay que vaporizar las hojas.

La situación ideal de cultivo se encuentra a pleno sol durante todo el año, por esta razón no prospera en interior.

Resulta indistinto elegir para su desarrollo una maceta o suelo, lo imprescindible es que se encuentre en una situación soleada.

Sus fuertes tallos son de color verde rojizo que se tornan marrones al madurar y están revestidos de hojas recias, anchamente ovaladas parecidas a una cuchara plana, coriáceas, color verde azulado y sujetas por largos peciolos.

Las grandes cabezuelas florales de esta especie pueden alcanzar los 30 cm de diámetro y están compuestas por numerosas brácteas de color rosa pálido o rosa rojizo con multitud de pelillos blancos. Las flores reales se encuentran dentro de la cabezuela formando un racimo tupido.

La floración surge de las puntas de los tallos y antes de abrir tienen la forma de una alcachofa. El periodo propio de floración es la primavera, pero puede hacerlo además de manera intermitente durante la parte cálido del año.

Cada vez es más común ver las Proteas como flor cortada, tanto frescas como secas, en ramos y arreglos florales, gracias a su apariencia original y persistente longevidad, ya que permanecen en buen estado más de tres semanas.

Entre la primavera y el otoño hay que regarla moderadamente, luego, sólo aplicar agua al sustrato para evitar que se seque.

Una vez al mes se puede abonar con un fertilizante líquido estándar, dosificando la mitad de lo recomendado, a partir del otoño no es necesario.

Pasada la floración se realiza una poda profunda, dejando sólo unos cuantos centímetros a los tallos que han presentado flores esa temporada.

La propagación de la Protea no guarda la semejanza con otras plantas en las que resulta más fácil hacerlo mediante esquejes que por semillas.

En este caso el modo de semillado resulta mucho más sencillo.



En España la producción principal de Proteas se concentra en la Isla de la Palma, Canarias, ellos se encargan de abastecer a casi todos los viveros de la península. Ir a su página




2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin