--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Allium neapolitanum

Nombre común: Ajo blanco - Lagrimas de la Virgen

Este es un género muy extendido de plantas cultivadas, de las cuales se localizan numerosas especies ornamentales de fácil cultivo.

Está incluido dentro de la familia de las Liliaceae.

Todas las especies guardan en común el olor tan característico que despiden las hojas al machacarlas, es bien identificado por todos, dado que es el propio del ajo de cocina, perteneciente también a este grupo.

Sin embargo, las flores una vez cortadas, no emiten dicho efluvio.

Esta especie en concreto es muy popular, porque una vez plantados los bulbos casi se puede olvidar de ellos, dado su poca necesidad de atenciones.

Por esto, se entiende que caben pocas explicaciones para que esta bulbosa ofrezca floraciones cada temporada sin contratiempos.

Procede del sur de Europa de la zona mediterránea, donde prospera en lugares semi-sombríos, frescos y húmedos.

Cada planta forma unas pocas hojas, éstas son estrechas, planas y acintadas, surgen desde la base y son de color verde intenso.

Debido a la escasa producción de hojas es interesante congregar una serie bulbos para que luego muestre una mata notable.

Los tallos portadores de las flores son redondos y de una talla de entre 20 y 30 cm, que se desploman en ocasiones por la carga de los nutridos racimos.

La gran umbela esférica y abierta, está formada por un número de diez a doce flores de color blanco puro.

Las flores cortadas permanecen mucho tiempo en buen estado, esto permite crear ramos frescos para jarrón duraderos.

Necesita de riegos regulares procurando que la tierra drene bien y sólo guarde cierta humedad todo el tiempo.

Generalmente los bulbos de dejan varios años en el mismo emplazamiento sin tocarlos; si se trasplantan, habrá que hacerlo en otoño, después de amarillear todas las hojas.

Los emplazamientos soleados son los mejores si se encuentra en zonas de temperaturas suaves, pero no presenta problema en zonas semisoleadas, al contrario, es preferible dedicarle esta posición con un tiempo demasiado caluroso.

Es capaz de tolerar alguna helada esporádica y no demasiado intensa; le gusta más las temperaturas frescas que el calor ardiente.

Se propaga mediante la división del grupo de bulbos ya formado, operación que se hace en otoño y es válido para todas las especies del género.

Sin embargo, las semillas se plantan en primavera, en una cajonera protegida.

Los bulbos se pueden plantar varios en un contenedor, o en el suelo en un grupo bastante grande.

Esta planta también se multiplica por siembra espontánea, que progresa en suelos ligeros, en lugares ligeramente sombreados.




1 comentario:

Blog Widget by LinkWithin