--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Plumeria rubra

Sinonimia: Plumeria acutifolia - Plumeria lutea - Plumeria tricolor 

Nombre común: Frangipani - Grangipanes - Plumeria - Frangipán


La Frangipani puede crecer hasta convertirse en un gran arbusto o en un arbolillo bastante ramificado.

Resulta una elección perfecta para emplazar en un jardín soleado con situaciones.

Pertenece a la familia de las Apocynaceae. Procede de México y toda la América Central, de lugares donde la humedad no falta y el clima es favorable gracias a las suaves temperaturas
suaves.

Esto puede dar una idea del tipo de región que le es más propicio, el que más se parezca al del lugar de origen dará como resultado hermosos arbolillos de incansable floración.

Lo más importante es que cuente con un clima con inviernos libres de heladas o de naturaleza poco importante.

Tiene un porte vertical, con hojas lustrosas de color verde, más intenso en el haz y apagado en el envés, largas y ovales acabadas en punta, dispuestas alternativamente y que pueden alcanzar los 30 cm de longitud.

Los tallos son gruesos, ataviados de una corteza ligeramente estriada y oscura, sobre la que quedan marcadas las cicatrices que dejan la caída de las hojas.

Al cortar los tallos emanan una savia lechosa irritante, debe evitarse su contacto si se posee una piel sensible.

Su desarrollo se puede ajustar a un contenedor grande en el caso que se quiera ubicar en una terraza o patio, sólo es necesario que los emplazamientos sean soleados.

A la Plumeria le gusta las temperaturas altas que soporta perfectamente si se riega adecuadamente, en cambio, no tolera el frío, que incluso puede acabar con ella.

En las regiones de clima favorable la floración aparece en primavera y puede hacerlo antes de que lo haga el follaje y a lo largo de todo el año.

Las impresionantes flores aromáticas aparecen en las puntas de los brotes, son muy abiertas, con los pétalos ligeramente superpuestos, el color más generalizado es el blanco con la garganta y centro amarillo.

Las flores tienen una apariencia cerosa; también se pueden encontrar en otros colores, como el rosa, amarillo, rojo, lila, melocotón o bronce.

Es preciso mantener la tierra húmeda desde la primavera hasta la llegada del otoño, en invierno regar sólo para evitar que el sustrato se seque del todo.

Cada tres semanas en periodo de crecimiento hay que añadir un fertilizante líquido estándar al agua de riego.

Es conveniente cortar las ramas secas o que crezcan de modo desproporcionado, el mejor momento para llevarlo a cabo es en invierno.

Produce unas vainas alargadas dispuestas en parejas que contienen numerosas semillas. La propagación a través de semillas es demasiado compleja, tardan mucho tiempo en madurar y no siempre prosperan.

La multiplicación más usual se establece mediante esquejes que no suelen dar problemas para arraigar.

Hay que tomar esquejes de plantas sanas y bien establecidas, haciendo un corte limpio, luego, los esquejes se dejan secar durante unos días para que cicatricen.

Antes de plantarlos hay que untar el extremo con hormonas de enraizar plantándolos en una mezcla de turba negra y arena gruesa. Se dejan en una zona caliente (mejor a pleno sol) y en un par de meses aparecerán los nuevos brotes.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin