--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Convolvulus cneorum

Nombre común: Campanilla - Correhuela turca - Gloria de la Mañana


Es originaria del norte de África y otras regiones mediterráneas, donde se desarrolla con espontaneidad en zonas muy soleadas, generalmente en ámbitos secos, de suelos pobres y pedregosos. 

Pertenece a la familia de las Convolvulaceae, que acoge plantas resistentes, muchas de ellas conocidas como campánulas, por su apariencia en forma de trompeta o campana. 

La resistencia al sol de esta Campanilla es bien conocida, por eso es idónea para cultivar en jardines conocidos como de secano, arenosos, rocosas, o que reciban por acostumbrado muy poca cantidad de agua.

Es una humilde planta que está abundantemente ramificada, con tendencia a inclinarse, aunque su crecimiento es más bien erguido.

Tiene un crecimiento excepcionalmente rápido y puede ser utilizada para cubrir en breve lugares desnudos, pero también se usa en macizos o bordillos.

Puede plantarse sola o combinada con otras especies resistentes para formar recubrimientos de suelo. También se emplea en rocallas.

Resulta absolutamente fácil que progrese en un terreno carente de nutrientes y sobre todo que sea poco humífero, dado que prefiere suelos mantenidos con una exigua cantidad de agua. 

Las hojas son pequeñas y poco interesantes, tienen forma ovalada y alargadas, de color verde grisáceo con un viso plateado. Tanto los tallos como las hojas están cubiertas por finos pelillos. 

Comienza su floración a partir de mediados de la primavera hasta el otoño, si bien en regiones de climatología suave, la temporada de floración se puede alargar si se encuentra en un lugar protegido. Sólo el frío intenso frena su florecimiento. 

Las flores son anchas, a modo de gran trompeta de color blanco, con un curioso círculo amarillo en el centro de la flor que rodea la garganta. Las flores se cierran por la tarde, lo que disminuye su valor estético.

Si se encuentra en una zona con inviernos de frío severo hay que ofrecerle cierta protección, al menos en la base de la planta de modo que cubra las raíces.

No obstante, las plantas bien establecidas son capaces de soportar sequías persistentes y temperaturas bajas.

 Si sobrevienen fuertes heladas invernales no hay que alarmarse si la parte aérea se pierde, ya que rebrotará en la nueva temporada si se protege la parte subterránea. 

Resulta esencial que se la sitúe en un lugar soleado para que florezca con entusiasmo, las áreas de sombra impiden que esto suceda

Ni los excesos de agua ni de fertilizante le favorecen, por lo tanto en el primer caso hay que hacerlo moderadamente y en el segundo emplear sólo un poco de abono al inicio de la temporada. 

En general es una planta dura ante las plagas, pero puede ser atacada por pulgones y cochinillas y si está en ambientes con veranos demasiado húmedos puede ser víctima de enfermedades por hongos, lo que  debilita a la planta.

Cuando se le vea con un crecimiento desordenado hay que practicar un recorte profundo y ordenado sobre el conjunto de los tallos, tras lo cual la planta crecerá más compacta.  Puede recortarse toda la mata tras la floración.

La reproducción es bastante sencilla mediante semillas que se plantan al inicio de la primavera en su lugar definitivo. La división es otra posibilidad además del empleo de esquejes.


Convolvulus sabatius


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin