--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Hibiscus syriacus

Sinonimia: Ketmia syriaca

Nombre común: Rosa de Siria

Arbusto resistente de hoja caduca que puede alcanzar varios metros de altura. Posee una buena predisposición a lograr con los años parecerse a un pequeño árbol de delgado tronco, propósito que se puede conseguir mediante podas constantes.

Es originario de Asia y pertenece a la familia de las Malvaceae. Es uno de los componentes de los Hibiscus que mejor tolera el frío, en ocasiones hasta heladas pasajeras si la planta está bien establecida.

Generalmente su cultivo se centra en lugares donde los veranos son cálidos y los inviernos no demasiado rigurosos. Florece desde mediados del verano hasta bien entrado el otoño de manera continuada.

La mata se cubre de grandes flores, dependiendo de la variedad la Rosa de Siria puede producir flores simples o dobles, pero en ambos casos las duración de las mismas no excede del exiguo periodo de un día.

En esta especie, la tonalidad de la floración pueden ser de color blanco, azul, púrpura o violeta, con dibujos púrpura o rojo en el centro y todas con una versión sencilla y doble.

El follaje surge de forma fluida sobre delgados tallos que crecen de manera erguida; las hojas son alternas, simples, trilobadas, con los bordes toscamente dentados, de color verde oscuro y pelillos estrellados en su envés.

Los ejemplares jóvenes hay que regarlos con regularidad, de manera que el suelo esté siempre ligeramente húmedo, una vez adquiere cierto desarrollo admite riegos más variables, pero humedeciendo bien el terreno.

El emplazamiento ideal es a pleno sol en todos los periodos del año, los hibiscos son plantas que resisten los veranos calurosos si el suelo permanece bien regado.

Es preciso practicar un abonado periódico para que la planta exhiba una floración abundante y dilatada.

Al final del invierno se debe podar de manera rigurosa, procurando que adopte una forma adecuada. La poda favorece enormemente la producción de flores.

Produce unos frutos a modo de capsulas de color castaño amarillento, éstos se pueden mantener en la mata todo el invierno.

       
Las diferentes partes de la planta contienen diversas sustancias de efectos beneficiosos, son empleados con fines terapéuticos en la medicina popular, por lo general mediante infusiones, cremas, etc.

Para su reproducción se emplea de manera sencilla esquejes de tallo, a través de semillas es también realizable, pero resulta algo más laborioso.


Otros hibiscus


No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin