--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Narcissus

Narcissus spp.

Nombre común: Narciso

Pocas flores se asocian más a la primavera que los Narcisos. Son plantas sumamente apreciadas por la delicada belleza de sus flores y porque todo el grupo puede cultivarse en invernadero o en el interior de la casa.

Pertenecen a la familia de las Amaryllidaceae. El género se ha dividido en diferentes clasificaciones basándose en la forma, color y tamaño de cada especie.

Como patrón general las flores aparecen aisladas en los tallos, aunque algunas variedades poseen dos o tres elementos por tallo, más o menos grandes según la variedad.

Los Narcisos cuentan con una gran cantidad de especies e híbridos, y se encuentran entre los mejores bulbos que pueden ser fácilmente forzados, de modo que florezcan un poco a nuestra conveniencia en cuanto al momento de hacerlo.

El periodo primaveral es su ciclo natural de floración, aunque algunas especies lo hacen en otoño.

El tiempo de duración de las flores en buen estado es bastante largo, por lo general entre 15 y 20 días. Esto hace que se encuentran entre las mejores flores para cortar.

Las variedades de Narcisos miniatura son admirables para cultivarlos en cuencos, otros tipos bajos se muestran perfectos para emplazar en rocallas con otras plantas menudas a los lados, si éstas no tienen demasiadas raíces.

De manera genérica, los bulbos del Narciso no se deben plantaren superficies demasiado grandes, producen mejor impresión en un grupo de 3 a 5 bulbos de la misma variedad o incluso especies mezcladas.

Produce largas hojas estrechas y erguidas que surgen desde la base y se van inclinando con el tiempo; el follaje se va secando lentamente cuando acaba la floración.

Los bulbos crecen mejor en macetas poco profundas y anchas; una vez plantados, los bulbos comienzan a desarrollar raíces y cuando alcanzan el fondo del contenedor empiezan a surgir los brotes.

Son plantas tolerantes a una amplia gama de suelos, aunque sin duda, prefieren un terreno rico para ofrecer los mejores resultados.

Es necesario que el drenaje sea eficiente para evitar la putrefacción de los bulbos.

En cuanto al riego debe efectuarse de manera que la tierra esté siempre moderadamente húmeda, no requiere que se humedezca ni flores ni follaje.

Se pueden plantar en un lugar soleado o de media sombra, pero con entornos frescos, esto en interior se les puede brindar quizás con más facilidad.

Mientras la planta esté en flor se debe abonar con un fertilizante para bulbosas una vez a la semana y en dosis pequeñas, manteniendo el abonado aún después de agotada la floración.

Esta operación hay que seguir realizándola hasta que las hojas y tallos estén marchitos por completo, de esta forma el bulbo se fortalece.

Los bulbos de Narcisos es conveniente cultivarlos en unas condiciones frías, de esta forma se obtiene un crecimiento más robusto y las flores son más bonitas.



1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin