--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Dieffenbachia 'Reflector'


Nombre común: Diefembaquia reflectante

El género formado por las Dieffenbachia reúne impresionantes plantas de follaje tremendamente atractivo. Está integrado dentro de la familia de las Araceae.

El número de nuevos híbridos crece incesantemente, en el caso de esta Diefembaquia se ha logrado una hermosísima planta para interior, capaz de alegrar cualquier rincón apagado.

Mantiene las características del género, por lo que la humedad le es también fundamental. En este apartado hay que intentar proporcionarle toda la humedad ambiental que seamos capaces.

Lo mejor es colocarla encima de una bandeja con agua y guijarros, además de humedecer el entorno con un humidificador, o tambíén colocarla cerca de otras plantas.

Posee un tallo central fuerte y erguido que sostiene las grandes y elegantes hojas, están salpicadas de manchas blancas o amarillo verdoso, con un nervio central destacado de color blanco y una textura aterciopelada ligeramente lustrosa.

Si se le ofrece un ambiente y atenciones adecuadas logrará alcanzar los 2 m de altura, aunque durante ese tiempo habrá perdido parte de las hojas bajas, algo natural en este género.

En interior conviene buscar un emplazamiento que sea luminoso todo el año. La planta sólo puede permanecer todo el tiempo en el exterior en climas suaves, ya que no soporta el frío.

La floración está compuesta por una bráctea de gran tamaño (espata) que envuelve el espádice que contiene las minúsculas flores. Esto sucede en verano, aunque en interior es poco probable que aparezcan.

Al arrancar su ciclo productivo (primavera) se debe iniciar un abonado quincenal, con una medida inferior a lo recomendado en la etiqueta del producto.

Hay que hacerlo hasta finales del verano, momento en el que se va reduciendo la dosis, para dejar de abonar en absoluto hasta la llegada de la primavera.

El abono más apropiado para este tipo de planta es el que se utiliza para especies de hoja.

Los bordes secos del follaje es un indicador de que la planta está ubicada en un lugar de ambiente seco y no se riega lo suficiente.

Como sucede con todas las Diefembaquias es también tóxica, por lo que no hay que dejar que los niños la manipulen ni que las mascotas la mordisqueen.

También conviene tomar medidas de desinfectado sobre las herramientas utilizadas si se corta alguna parte de la planta y lavarse bien las manos finalizada la tarea.

Por lo general no requiere de un trasplante anual, bastará hacerlo cada dos años, momento en el que se puede analizar el estado de las raíces y hacer una limpieza si fuese necesario.

La fase del trasplanta puede utilizarse para hacerse con nuevos ejemplares mediante los tallos nuevos que brotan de la planta. Si el ejemplar cuenta con varios troncos permite la división de los mismos con sus raíces.



Otras Dieffenbachia

No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin