--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

X Sedeveria Letizia


Nombre botánico: X Sedeveria Letizia

Otros nombres: Sedeveria Letizia

Nombre común: -

Apunte: Se trata de un híbrido obtenido entre dos géneros de suculentas Sedum y Echeveria, concretamente de la Sedum cuspidatum y la Echeveria setosa .

Cualidad: Es perfecta para zonas de interior como cerca de una ventana que tenga una orientación soleada. En exterior puede ubicarse en una terraza, jardín, o un patio, el único requisito es que pueda disfrutar de unas horas de sol al día.

Condición: Perenne

Descripción: Reúne un conjunto de rosetas de pequeño tamaño (de no más de 6 cm de diámetro) muy agrupadas entre ellas que se van ramificando con el tiempo. Las gruesas hojas tienen forma triangular y se disponen en roseta, son de color verde resplandeciente con los bordes de las puntas teñidas de rojo. El tinte rojizo de las puntas se acrecienta por efecto del sol directo sobre la planta.

Acomodar: En maceta o jardinera cuando tiene un tamaño pequeño y suelo para ejemplares mayores.

Periodo de floración: Al comienzo de la primavera, lo que corresponde a marzo y abril en el hemisferio norte.

Flor: Las inflorescencias surgen en los extremos de pedúnculos que superan la altura de la mata. Las flores son pequeñas de color blanco con matices rosáceos. La floración se presenta en densos y cuantiosos ramilletes.

Situación: Muy luminosa, preferiblemente que disponga de la posibilidad de recibir algunas horas de sol al día, sobre todo antes de la floración.

Singularidad: El sol y el frío hacen que los bordes de las hojas tomen una coloración rojiza que le da a la planta una extraordinaria belleza.

Riego: Durante la primavera y verano debe ser generoso, de manera que la tierra permanezca moderadamente húmeda sin permitir que llegue a secarse del todo. El resto del año requiere riegos mucho más escasos y espaciados.

Cuidados especiales: El exceso de agua es la causa principal de que las raíces lleguen a pudrirse, una vez sucede esto es muy difícil recuperar esta planta.

Abono: Para cactáceas a dosis muy moderadas cada cuatro semanas y sólo en su periodo de desarrollo, a partir del otoño es conveniente dejarla descansar y volver a alimentarla con la llegada de la primavera.

Curiosidades: Cuando el ejemplar envejece y los tallos se quedan prácticamente despojados de rosetas, llegado ese momento es mejor salvar las que se encuentren en buen estado para hacerse con nuevos ejemplares.

Reproducción: Es tremendamente fácil hacerse con nuevas plantas tomando esquejes de pequeñas rosetas. Dejar durante unos días que el corte efectuado sobre los esquejes se sequen y formen una callosidad, tras lo cual se pueden plantar.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin