Fichas de plantas (no cactus)
               



¡Feliz Halloween! 

31.12.12

Bromelias

Bromeliáceas - Página 1

Las Bromelias son llamadas así en honor del botánico sueco del siglo XVII Olaf Bromel. Las Bromelias son plantas exóticas que aman la humedad, dado que proceden de las selvas tropicales de las Antillas y Sudamérica, sobre todo de Brasil.

Las hojas de la mayoría de estas plantas crecen en forma de roseta, están curvadas hacia adentro y se superponen unas sobre otras formando una cavidad que conserva el agua en el centro de la planta. La coloración del follaje puede variar según la especie, pasando de un verde intenso en su totalidad, a ser rosáceas, púrpura, grises, o tener rayas blancas o manchas.

Pueden dividirse en dos grandes categorías: las Bromelias epifitas, que crecen en las ramas de los árboles y las Bromelias terrestres que desarrollan sus raíces en tierra.

La mayoría de las que se cultivan como plantas de interior son epifitas, aunque con alguna excepción se adaptan relativamente bien a su cultivo en maceta.

En su hábitat natural las Bromelias epifitas utilizan sus raíces a modo de anclajes sobre las ramas de los árboles.

Para poder recoger agua, las Bromelias han desarrollado una pequeña "copa" en el centro de cada roseta de hojas. Es en esta copa, donde ha de realizarse el riego, cuidando de que siempre contenga algo de agua, aunque el compost también debe mantenerse ligeramente húmedo.

Cuando se humedece la planta el agua se desliza por las hojas para caer dentro de la copa (como sucede en su medio natural con la lluvia).

Las Bromelias obtienen el agua y los nutrientes que necesitan a través de las hojas y no de sus raíces, que en líneas generales no son de gran tamaño, por ello, no necesitan de grandes macetas o receptáculos para ser cultivadas.

Lo más adecuado para regar estas plantas es utilizar agua blanda y que no esté demasiado fría (el agua de lluvia ligeramente templada es la ideal).

Conviene rociar las hojas con bastante frecuencia, ya que necesitan de una elevada humedad ambiental, sobre todo en verano. Una vez al mes hay que añadir unas cuantas gotas de fertilizante líquido al agua de riego.

La mayor parte de los problemas de estas plantas están relacionados con la falta de agua y humedad. Las hojas pierden brillo y comienzan a marchitarse prematuramente. Las bajas temperaturas, combinadas sobre todo con el exceso de agua, pueden provocar que la base de las hojas centrales de la roseta se pudra.

En general pueden florecer en cualquier época del año y aunque las flores sólo duran unos días, las coloridas brácteas sobreviven mucho tiempo (meses en algunas variedades).

La temperatura media debe ser bastante elevada y no permitir que baje de 13 ºC, para florecer necesitan de temperaturas cálidas, alrededor de 24 ºC.

En muchas de las variedades cuando las brácteas comienzan a adquirir un fuerte color significa que la floración se acerca, es entonces cuando conviene situar la planta en un lugar cálido y con abundante luz, sin exponerla directamente al sol.

A pesar de que las brácteas se conservarán muy atractivas hasta varios meses, cada roseta de Bromelia florecerá sólo una vez y luego morirá. Durante ese periodo crecerá alrededor de la base de la planta nuevos retoños, que se separan de la planta madre y se utilizan para obtener nuevas plantas.

Una vez plantados tardarán normalmente un par de años en florecer (si se usan semillas tardarán casi el doble de tiempo).


   





No hay comentarios: