--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Calathea Picturata 'Argentea'

Nombre común: Calatea picturata

Esta Calathea es una siempreverde de generosas hojas con largos peciolos, que resulta magnífica para su cultivo en interior por su alto valor decorativo.

El género provienen de los bosques umbríos y tropicales del Centro y Sur de América. Comprende un buen número de hermosas plantas tremendamente decorativas que se las utiliza para que habiten en el interior aunque son bastante delicadas.

Puede desarrollarse también en jardines, pero debido a su alta necesidad de humedad ambiental deben ser jardines de tipo tropical.

Posee hojas grandes, de figura redondeada, que en su cara anterior son de color verde metálico o plateado con una franja ancha alrededor del borde de color verde oscuro, y en su parte opuesta son en su totalidad de una intensa tonalidad púrpura.

Es común encontrar esta variedad con hojas jóvenes con una tonalidad rosada que con el tiempo va desapareciendo.

Hay que mantener una cuantiosa humedad a su alrededor para que crezca de forma vigorosa, lo ideal es ubicarla en zonas frescas y húmedas y si es posible cercana a otras plantas que le aporten una dosis extra de humedad.

Cuando el ejemplar está muy desarrollado produce largos tallos con inflorescencias en el extremo cubiertas por grandes brácteas de color amarillo cremoso. La floración tiene lugar en verano, aunque no es fácil que lo haga en interior.

Necesita luz clara pero suavemente matizada, nunca exponerla al sol directo que quemaría sus delicadas hojas con extremada rapidez.

Es importante tratar por todos los medios de regarla con agua blanda ligeramente templada o al menos que no se encuentre demasiado fría en el momento del riego. El sustrato debe mantenerse siempre húmedo pero no saturado.

Cada tres semanas se puede abonar con un fertilizante líquido estándar que se añade al agua de riego, siempre en dosis más reducidas de las que indique la etiqueta.

Para que su reproducción no suponga una dificultad es preferible hacerlo mediante la separación del entramado de raíces.

Esas raíces deben portar unas cuantas hojas, a continuación se colocan en una maceta cubriéndolas con un sustrato de buena calidad, que sea ligero, poroso y ligeramente ácido.

Hasta que la nueva planta se recupere tiene que permanecer en un lugar cálido y algo umbroso.

La división hay que realizarla cuando está bien avanzada la primavera y ya no hay riesgo de heladas inesperadas.



Otras Marantácea

1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin