--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Escallonia Iveyi

Nombre común: Siete camisas - Escalonia

Se trata de un arbusto de moderado tamaño que puede llegar a formarse como un pequeño árbol de bonita floración.

Las ramas poseen un crecimiento erguido y pueden alcanzar los 3 metros o algo más de altura, pero generalmente se mantiene mucho más discreto.

Cuando evoluciona en un contenedor el tamaño es mucho más comedido.

Este género resalta por tener vistosos arbustos originarios de América del sur, sobre todo de los Andes de Chile. Pertenecen a la familia de las Saxifragaceae.

Esta planta es el resultado de la hibridación de dos especies del género y está considerada como resistente y de fácil de cultivar, con una excelente condición evidenciada ante el calor, el frío y la sequía.

Gracias a su desarrollo vigoroso y espeso follaje es utilizada en jardinería para formar borduras, macizos, o zonas holgadas de setos, aunque también es idónea para cultivar en maceta para emplazar en terrazas o patios soleados.

El cultivo de las Escallonias goza de una valoración enorme para los jardineros que tienen su quehacer cercano al mar, merced a la buena capacidad que tienen de crecer en ambientes salinos.

La floración tiene lugar en verano, comenzando a inicios del mes julio (en el hemisferio norte) llegando hasta finales de septiembre aún con florescencias.

Pese a que las flores son de pequeño tamaño, la floración se hace muy interesante debido a la nutrida abundancia que compone cada ramillete y el apreciable contraste que forma con el oscuro follaje.

Las flores de este híbrido son tubulares y de color blanco puro, además poseen un suave perfume.

Las hojas son de naturaleza perenne, pequeñas, redondeadas, de color verde oscuro muy brillante y con los bordes aserrados.

A menudo el frío invernal puede teñir el follaje de color bronce que le confiere un aire muy vistoso.

Necesita disfrutar de un lugar soleado o semi-soleado, con un suelo medianamente fértil y que sea capaz de expeler el líquido sobrante del riego.

Para favorecer y prolongar la floración es vital realizar recortes sobre los tallos que ya hayan florecido.

Además una vez concluya su periodo natural de florecimiento es recomendable darle a la planta una beneficiosa poda.

Esto contribuye a que el ejemplar mantenga una buena apariencia y de paso prepararlo para la siguiente temporada.

Para propagarla puede hacerse tomando esquejes de tallos nuevos durante la primavera, o tallos semi-maduros en tomados en otoño.

Los esquejes hay que mantenerlos en un lugar cálido hasta que enraícen.



No hay comentarios:

Blog Widget by LinkWithin