--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Condicionantes en las plantas



Los principales factores que deben considerarse en el buen desarrollo para la mayoría de plantas son: la humedad del suelo, la luz, la humedad ambiental, la temperatura, los fertilizantes, el enmacetado y el control de plagas.

Hay que conocer en lo posible las condiciones ambientales del lugar de donde proceden los ejemplares que tenemos en casa, de esa forma, será más difícil errar en sus atenciones.

Tanto el exceso como la escasez de riego pueden ir en detrimento de la planta.

La mejor forma de determinar si una planta necesita riego es comprobar la humedad del suelo. Para ello, se toca la superficie de la tierra y se introduce un dedo ligeramente en el sustrato.

El suelo puede variar entre muy mojado (como si estuviera recién regado) a muy seco.

Típicamente, una planta de interior necesita riego alrededor de una vez por semana, aunque no se recomienda aplicar esta regla con rigidez, siempre hay que contemplar las diversas circunstancias.

Para regar, rociar agua uniformemente sobre la superficie del sustrato hasta que empiece a drenar por el fondo de la maceta, lo que asegura una completa saturación.

A través del proceso de fotosíntesis las plantas convierten la energía solar en energía química, lo cual las hace crecer.

Los dos importantes factores a la hora de proporcionar luz a una planta son la intensidad y la duración.

Cada tipo de planta requiere una intensidad de luz diferente.

La intensidad (o calidad) de luz es difícil de medir sin un luxómetro, el cual realiza las mediciones en unidades de lux (medida de la intensidad luminosa). La duración de la exposición luminosa es tan importante como la intensidad.

La calidad de exposición de entre 8 a 16 horas es ideal para la mayoría de las plantas.

En el hemisferio norte, las ventanas con orientación Sur tienen la mayor cantidad de exposición solar, mientras que las orientadas al Oeste, Este y Norte tienen una exposición progresivamente menor.

La luz solar que entra a través de una ventana es imprevisible, los cambios estacionales, la cobertura nubosa y el tratamiento de los cristales pueden afectar a la cantidad de luz que entra en una estancia.

Eso sin mencionar como puede perjudicar las persianas, toldos o cortinas, que impiden que la planta reciba toda la cantidad de luz que necesita.

Las fuentes de luz artificial pueden suministrar una alternativa o suplemento a la iluminación recibida de las ventanas.

La luz fluorescente proporciona una excelente calidad luminosa, mientras las bombillas incandescentes estándar estimulan muy poco el crecimiento.

Los fluorescentes "azules" o "fríos" facilitan la luz necesaria para las plantas de follaje verde, en cambio los "cálidos" o "rojos" son adecuados para las plantas de flor.

Para evitar que las plantas crezcan carentes de armonía se debe dar pequeños giros a la maceta cada pocos días, de manera que la luz pueda dar por todas las partes del ejemplar.








2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin