--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Cyperus zumula


Nombre común: Papiro - Papiro zumula


Esta decorativa planta es una herbácea que crece en lugares pantanosos o semi-pantanosos y las orillas de los ríos de las regiones tropicales, principalmente de Madagascar.

Poseen raíces rizomatosas que dan lugar a delgados tallos huecos y erguidos que alcanzan escasamente el metro de altura y por lo tanto más adecuada al crecimiento en macetas.

Los tallos portan en su ápice una corona de hojas lineales largas y estrechas que se abren a modo de paraguas y de las que surgen pequeñas espigas verdes.

Esta Cyperus es más pequeña y delicada que la especie tipo, pero también semi-rústica, adecuada para sitios frescos y aireados. 

Esta planta disfrutará con emplazamientos al aire libre con una sombra luminosa, protegida de la incidencia directa del sol del mediodía.

Es perfecta para personas que no pueden dedicar demasiado tiempo a las plantas, con ella, no hay peligro de equivocarse en el riego, mucha agua, es su única exigencia y no le afectan los encharcamientos.

Por su porte altamente decorativa y de aspecto fresco y sutiles hojas se muestra ideal para la decoración de interiores, en los que puede prosperar si se le brinda una iluminación abundante y un lugar bien ventilado.

Al contrario que la mayoría de las plantas los Cyperus necesitan tener el cuerpo de raíces en agua, sobre todo en verano; si se encuentra en un contenedor éste debe llenarse regularmente, de manera que la tierra pueda absorber bastante líquido.

Hay que asegurarse que el sustrato cuente con una suficiente dosis de humedad disponible en todas las épocas del año, para esta planta mantener el sustrato siempre con un alto porcentaje de agua es imprescindible.

Esto va unido a que muestre una apariencia lozana y frondosa, con un color verdor llamativo.

Las puntas de las estrechas hojas aparecen secas o marrones ante la falta de humedad, por ello hay que humedecer toda la mata con mucha asiduidad.

El rociado frecuente es suficiente para mantenerla limpia y libre de ácaros, una plaga bastante frecuente si le falta humedad.

En periodo de crecimiento se abona con un fertilizante líquido que se añade en pequeñas dosis al agua de riego, una vez cada tres semanas.

Hay que retirar con regularidad las hojas viejas o que se encuentren estropeadas.
Prolongar su estancia en el exterior en periodos de frío puede acabar con la planta, prefiere temperaturas cálidas durante todo el año.

En caso que la temperatura descienda demasiado y los tallos lleguen a morir, hay que cortarlos a ras de tierra.

Cuando llegue la primavera la planta rebrotará gracias a su capacidad de regeneración; produce continuamente hojas nuevas para sustituir a las que se han marchitado.

Si al planta ha llenado su contenedor de raíces hay que trasplantarla, el mejor momento para hacerlo es en primavera.

Esta circunstancia se puede aprovechar para hacerse con nuevas plantas mediante la división de la mata.

El mejor sustrato es el mantillo mezclado con una cuarta parte de arena para impedir el aterronamiento.

No es mala idea mezclar virutas de carbón vegetal para prevenir la descomposición.






2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin