--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Bambusa vulgaris

Nombre común: Bambú común - Bambú de interior

Este grupo de plantas tiene su origen en diferentes países del mundo que gozan de un clima tropical, aunque muchas especies son originarias del Extremo Oriente y la mayoría son bastante resistentes.

Es una gramínea, componente integrante del nutrido grupo que forma la familia de las Poaceae.

Esta graciosa planta siempreverde, con tallos largos y curvos de hojas que parecen de hierba, crece vigorosamente y en muy poco tiempo desarrolla densos ramilletes que por su volumen y expansión pueden tornarse inadecuados para un pequeño jardín. Sin embargo, introducidos en un buen macetón, estas plantas tan fáciles de cultivar ornamentarán de manera inmejorable la terraza o el entorno del jardín.

Son plantas que admiten diferentes orientaciones en el jardín, así como donde queden protegidas por otras plantas. Este Bambú de interior necesita mucha humedad, nunca se debe permitir que se seque mientras esté en su temporada de crecimiento. Durante el invierno hay que regarlas ocasionalmente, sólo lo necesario para que el suelo no se seque por competo. Hay que abonarla una vez al mes con un fertilizante líquido.

En el exterior, cuando no se cultive en regiones cálidas necesitará protección contra las heladas, envolviendo la maceta con arpillera para proteger las raíces hasta que haya pasado todo riesgo.

Actualmente se está implantando la costumbre de utilizar esta planta en su etapa joven para la decoración de interiores, las estrechas y alargadas hojas y su brillante verdor aportan un toque de frescura al entorno. Embellecerá dondequiera que se la ubique siempre que disponga de una buena aportación de luz.

Los brotes bien arraigados pueden desarrollar espigas amarillentas, pero no son muy frecuentes en los especímenes cultivados y menos aún en interior.

Esta es una planta que prácticamente no presenta problemas si se la protege de las heladas y se tiene especial cuidado con el regado durante el invierno. Los tallos viejos que se encuentren en mal estado o secos conviene podarlos, labor que favorecerá el rebrote.

El método más simple para la propagación es dividir la planta en primavera, cuando se realiza el trasplante. Simplemente se separa el ramillete, cortando el rizoma, asegurándose de que cada sección del rizoma incluya un punto de crecimiento. También resulta muy fácil cultivar Bambusas mediante semillas en primavera.

Algunos ejemplares alcanzan más de 6 m de altura si encuentran las condiciones apropiadas, lo que hace que el trasplante sea muy difícil.

El Bambú es una planta que se utiliza en muchos lugares para evitar la desertización ya que sus raíces evitan que las lluvias se lleven la tierra. El bambú también puede servir para proteger los campos de cultivo del viento.

Los brotes tiernos, son un alimento excelente para el ganado y también para los humanos, por su aporte en sustancias muy beneficiosas y alto contenido en fibra.



1 comentario:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin