--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Isotoma axillaris

Sinonimia: Laurentia axillaris

Nombre común: Isotoma
Este género procede de las regiones cálidas de Australia. La isotoma está incluida dentro de la familia de las Lobeliaceae, aunque algunos especialistas la incluyen en la familia Campanulaceae.

Se trata de una planta herbácea perenne, de tallos erectos que forman una planta tupida, de porte pequeño que a menudo se cultiva como una planta anual en zonas de climas fríos.
Aunque no supera los 35 cm de alto formará una hermosa mata que se cubrirá de una atractiva masa de flores, presentándose de manera prolongada durante muchos meses.

Es ideal para formar bordes, acotar límites en jardines o para engalanar zonas ajardinadas de modo solitario.
Cultivada en maceta resulta una encantadora planta para emplazar en una terraza soleada; sin embargo, su cultivo aún no está ampliamente extendido y puede resultar algo complicado encontrarla en algunos centros de jardinería.

Es más factible hacerse con esta planta a través de la siembra de semillas, ya que éstas son mucho más fáciles de encontrar en el mercado.
Es además especialmente apta para la plantación en jardines rocosos.

Si se siembran las semillas al inicio de la primavera, tendremos plantas con flores pasados unos 4 meses.

Disfruta de un crecimiento realmente rápido, por lo que en poco tiempo tendremos una planta voluminosa repleta de una alegre floración.

Este periodo generalmente es bastante dilatado, comienza a mediados de la primavera y se puede prolongar hasta el otoño, dependiendo de la buena climatología. Llegado el frío la planta se deteriora.

Una vez bien establecida la Isotoma puede soportar el calor seco y periodos limitados de sequía, pero es mejor no hacerla pasar por esa situación dado que su hermosa apariencia se resentirá un tanto.

Las hojas son de color verde claro, ampliamente lobuladas y de unos 8 cm de largo aproximadamente.

Origina flores solitarias en forma de estrella, con cinco lóbulos estrechos y lanceolados. Existen diferentes variedades con flores de color rosa pálido, azul púrpura o blanco. Las flores poseen un suave aroma que desprenden al atardecer.

Se desarrolla en un medio relativamente húmedo, el suelo es conveniente que esté bien drenado, de forma que tenga la capacidad de no retener el exceso de agua procedente del riego y que puede perjudicar a la planta.

Para alargar la floración es beneficioso eliminar las flores marchitas con regularidad. Aunque no es imprescindible, se le puede aplicar un fertilizante líquido para fomentar una floración más abundante.

Los tallos rezuman un líquido blanquecino que puede causar irritación en las personas de piel sensible.

Se propaga por medio de semillas plantadas al final del invierno o comienzos de la primavera, cuando haya pasado el riesgo de heladas, o bien hacerlo en un semillero caliente.


2 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin