--FICHAS DE PLANTAS
-- - - - - - - - - - - - - - - -

Chamaedorea elegans

Nombre común: Chamadorea

Esta palmera es muy resistente y una de las mejores para cultivar en el interior de casa. Los tallos son tiernos pero firmes, y forman una graciosa roseta de frondas estrechas, delgadas, que parecen plumas.

El tallo principal se va formando gradualmente a medida que las frondas más antiguas se van secando; mientras tanto, las nuevas hojas nacen desde el centro de la corona.

De las plantas jóvenes brotan flores pero, aunque interesante, no son demasiado atractivas.

Procedente de México, crece rápidamente para ser una Palmera, de porte no demasiado alto, alcanza unos 2,5m después de seis u ocho años. Al ser una planta selvática, se cultiva mejor con luz muy abundante y que sea filtrada, pero nunca directa del sol o se quemarán sus hojas. Necesita ventilación, pero le afecta las corrientes de aire.
Durante los meses cálidos se riega de forma copiosa, aunque sin excederse; asegurándose de que el compost esté siempre húmedo. Las hojas agradecen un rociado de agua diario, que debe estar levemente templada y que no contenga cal o se formarán antiestéticas manchas blancas sobre las hojas. De vez en cuando, es necesario limpiar la planta con un trapo o un algodón humedecido en agua para quitarles el polvo y mantener las hojas vistosas.

Cada tres semanas se abona con fertilizante líquido, utilizando un poco menos que la dosis recomendadas. Las temperaturas pueden ser elevadas sin que la Chamaedorea corra peligro; pero si se puede, mantenerla a unos 20 ºC es lo ideal.

A finales del otoño, cuando comience a bajar la temperatura y si se cultiva esta Palmera en el jardín o en una terraza, hay que trasladarla a un lugar cálido ya que esta planta no soporta el frío. En estos meses se riega menos, sólo para que el sustrato se mantenga ligeramente húmedo y cuidando que la Chamaedorea siga recibiendo una buena cantidad de luz.
Para la propagación por semillas, se utiliza un compost húmedo, mitad de turba, mitad de arena en una bandeja donde se esparcen las semillas. Para germinar necesitan una temperatura de unos 25ºC y que el compost se conserve siempre húmedo. Cuando hayan desarrollado las primeras hojas, se plantan en macetitas individualmente.

La Chamaedorea elegans como casi todas las Palmeras, no requieren de demasiados cambios de maceta, se encuentran mejor con las raíces algo comprimidas. Cuando no se realice el cambio de la planta a otro recipiente, bastará con sustituir unos centímetros del compost de la superficie por uno nuevo. También se puede dividir la planta para obtener otro ejemplar.

Si una ramita se ha tornado amarillenta o seca, simplemente se corta con unas tijeras, justo donde sale del tallo principal. Par evitar que esto vuelva a ocurrir, se coloca la Chamaedorea sobre una bandeja de piedrecitas mojadas.


Si sólo están secas las puntas de las hojas, no hay necesidad de cortar toda la hoja, se elimina la parte en malas condiciones con unas tijeras que corten bien. Normalmente, este es un síntoma de falta de humedad en el ambiente. Será necesario humedecer la planta más a menudo.



3 comentarios:

▼▲ Mostrar / Ocultar comentarios

Blog Widget by LinkWithin